Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2010

No te conozco

No te conozco viento  y aún así te dilatas sobre mis rodillas rodillas moribundas a la espera del sonido del río de la piedra anclada en mis pupilas
No te conozco viento y tú me conoces en la alborada y en cada secreto que te ofrezco

Instrucciones para cruzar la calle

Fotos: Sandra de Santiago Félix