Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2006

Grandeza mexicana de Bernardo de Balbuena, una idealización, una visión poética

En el Compendio apologético en alabanza de la poesía, Balbuena se refiere a una poética basada en los clásicos y en la Biblia. Refiere a Platón cuando a los poetas los llama capitanes y padres de la sabiduría y que los nobles y excelentes poemas no son humanos, sino divina invención. Trataremos pues de analizar la Grandeza mexicana a partir de su misma poética. Lo primero que aborda en su Compendio es la musicalidad en la poesía, pues “¿qué música hay sin poesía, si la poesía es alma de la música? En esto Balbuena tiene razón, ya que una principal característica del poema es su ritmo además de lo que nos dice y la forma en que lo hace. Acierta en puntualizar esta característica, siempre en su manera de hacerlo, un poco exagerado. La poesía para Balbuena es todo, “si los dioses hubieran de hablar lenguaje humano, fuera en poesía”.
La Grandeza mexicana hace uso de una métrica especial, tercetos de endecasílabos que le hacen tener un ritmo con cadencia, convirtiéndola en música a los oí…

La infancia como analogía del quehacer poético. Infancia en la poesía

Según explica La estilística de José María Paz Gago, el texto poético para cumplir la función de comunicar, se sirve de una hipercodificación, esto es, diferentes tipos de códigos que están insertados en un código más general, el lingüístico. Esto para explicar mejor todos lo elementos que intervienen en el texto, tales como fenómenos semánticos, sintácticos, significación, métrica e intertextualidad. Así, de este modo, tener una recepción amplia de la lectura del texto.

El análisis que proponemos al poema El presentimiento, es el semioestilístico, que después de haber pasado por muchas concepciones y propuestas, como las de Ducrot, Eco o Reis, que referían códigos separados, llega a ser un análisis que tratará de explicar los efectos del poema a través de la hipercodificación. Los cuatro hipercódigos que se distinguen son el lingüístico, rítmico-métrico, retórico e intertextual.

En El presentimiento cada una de las imágenes va imponiendo sus propias reglas, al momento de leerlo, el …
Foto con Filipa Giordano, en el Festival Cultural de Zacatecas 2006
(EL chavo que aparece a la izquierda se llama Mauricio Jiménez pueden escribirle a su correo maurjim82@hotmail.com)(compañero de trabajo, por cierto)

Duele la sonrisa

Duele la sonrisa que se esconde
Tras el velo de la vanidad
Porqué olvidar la muerte
Si nos dará una razón para reír

Porqué olvidar los ojos
Que nombraron la razón de la locura
Son ellos que dormirán en esa tumba
Tras replicar contra un dios
Que nunca busca su escondite
Para dormir mientras los viajantes duermen.

Espera

Permanecemos dementes en la espera de la noche
No hay algo que interceda en el temor
Del nombre que ha colmado la conclusión del día

Mañana, la noche no estará para aliviarnos
Ya el odio se llevó lo más pueril de nuestras almas

Sólo el niño verá el devenir de la locura
Como algo placentero en nuestra vida.

Nada queda?

Ya no existen nombres que despierten
A los muertos de la noche
Ni estrellas que se llamen soledad
Sólo queda el hastío de vivir
Cada segundo con un número que marca
La existencia

No nos salvará el nombre
De ser vigilados por el dios
Del hombre que se vuelve marioneta.

Sabiduría del silencio

Acaso nos mantenemos en el silencio
Cuando ya no queda más búsqueda
De la soledad y el delirio
Acaso ya no buscamos el reencuentro
Con la luminosidad de la muerte
Y no llega una señal
Para nosotros los viajeros

Cuando eso ocurre, despertamos
Pensando cómo combatir la pesadumbre
Y el hastío de vivir encerrados
En una ciudad sin nombre

La pregunta

Los aromas de la soledad me envuelven
un cigarro
una melodía
el viento
y los árboles que oyen el respirar del transeúnte.

Me tapo los oídos cuando camino, y escucho,
pero qué escucho, sólo un hueco entre mi espalda
¿cómo capturar el silencio cuando calla?

Oh, el silencio, cómo escuchar el sonido y guardarlo
en la mente que sólo piensa sin pensar, que sólo mira.

ELEMENTOS FANTÁSTICOS EN LANCHITAS Y RELACIÓN CON LA LEYENDA. José María Roa Bárcena

Numerosos relatos conocidos en la actualidad por todos, vienen transmitiéndose a través de generaciones, muchas historias forman parte de la tradición oral y siguen evolucionando a través del tiempo. Todos se trasladan de esta manera y en la actualidad muchos de ellos se encuentran plasmados en cuentos, canciones y demás expresiones populares como la leyenda. Es destacable el lugar de ésta como una narración “fantástica” que ha perdurado gracias a diferentes tradiciones e ideologías.

El cuento moderno, por su parte, ha echado mano de los elementos de estos relatos antiguos, convirtiéndose desde su aparición en una forma más de enriquecer las formas narrativas en la literatura a causa de eternizar o permanecer en la memoria todos estos relatos que le dan una explicación al mundo. Después de consolidarse en la memoria, los relatos populares ayudan a proporcionar elementos para el rescate de esa tradición que posteriormente se plasmará en los cuentos literarios, de forma escrita.

Un eje…